Anuncio Anuncio Module
Collapse
No announcement yet.
'Stitch' Durán: Treinta años curando heridas Page Title Module
Move Quitar Collapse
X
Conversation Detail Module
Collapse
  • Filter
  • Hora
  • Show
Clear All
new posts

  • 'Stitch' Durán: Treinta años curando heridas

    Cutman de UFC vio a las artes marciales mixtas crecer y hoy es uno de los símbolos del deporte.


    El mexicoamericano Jacob Durán es muy claro al momento de hablar de su profesión: no hay escuela para alguien que quiere trabajar deteniendo las hemorragias de los peleadores. Se trata de estar en un gimnasio por muchas horas y aprender poco a poco.

    Durán, mejor conocido como “Stitch” (punto de sutura), es actualmente uno de los rostros más reconocidos en el mundo de las artes marciales mixtas de la compañía Ultimate Fighting Championship (UFC). El nacido en California de padres mexicanos recibe decenas de solicitudes de fotos y autógrafos previo a las peleas en Las Vegas, pues la gente lo reconoce al trabajar en las esquinas de estrellas como Tito Ortiz y Caín Velásquez, y boxeadores de la talla de los hermanos Wladimir y Vitali Klitschko.

    El experimentado cutman, con más de 30 años en su profesión, cuenta que cuando era un jovencito un día se interesó en ganarse la vida deteniendo la sangre de los pugilistas, pero que fue muy complicado encontrar a un maestro.

    “Cuando yo comencé en esto todo mundo pensaba que curar las cortadas de los boxeadores era un secreto”, relata Durán, quien cuenta que un día le preguntó a un cutman que qué era lo que se necesitaba para hacer ese trabajo.

    “Me dijo, vete a la…. si te enseño me vas a quitar mi trabajo después”, recuerda Durán, quien hoy en día no quiere que las nuevas generaciones pasen por lo mismo y tiene seminarios sobre vendajes y cómo parar hemorragias, así como videos en YouTube.

    “Para mí, la manera en que me contestó ese tipo era por inseguridad en el trabajo y no quiero que los jóvenes pasen por eso”, añade el empleado de UFC, que trabaja bajo contrato en casi todas las funciones de esta promotora sin tener un título universitario, solamente la escuela de la vida y un diploma de preparatoria.

    En el boxeo usualmente los peleadores tienen a su propio cutman, aunque en UFC es común que utilicen el mismo cutman que les provee la promotora para no cubrir esos gastos. Durán es uno de los cutman que UFC pone a disposición y comúnmente le asignan una esquina, por lo que trabaja con muchos peleadores.

    De acuerdo con el californiano, las cortadas en las artes marciales mixtas son más grandes y más profundas que en el boxeo, ya que muchas son provocadas por rodillazos o codazos.

    El nacido en Planada, California, cuenta que lo que más disfruta de su trabajo es la relación que tiene con los peleadores, pues es de los pocos que están con ellos antes, durante y después de una contienda.

    “Lo psicológico es muy importante para ser un cutman. Los peleadores notan cuando uno está nervioso, así que siempre llegó con mucha confianza. Cuando hay un novato , les trato de dar confianza porque sé que están nerviosos”, explica.

    “Durante la pelea les estoy dando palabras positivas, les digo que hay mucha gente apoyándolo y que no se preocupen de nada”, dijo el hombre de 60 años de edad y veterano de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

    El papá de Durán nació en Guanajuato y su mamá en Chihuahua, ambos trabajadores del campo en el centro de California. Laboraron en los campos de algodón y durazno.

    Entre otros boxeadores que ha ayudado en la esquina están Andre Ward, Alfredo “El Perro” Angulo y Jessie Vargas.

    En 1995 se mudó a Las Vegas y en 2001 comenzó a trabajar con UFC desde que esta compañía inició, pues conoció a Dana White, presidente de la promotora, antes que esta existiera.

    “Lo que más me gusta es el respeto que me dan los peleadores. Peleadores como Wanderlei Silva y Caín Velásquez me dan las gracias al final…”, explica Durán.

    “Yo sé que Caín Velásquez es una persona muy seria, porque conozco a su papá y él también es muy serio, pero cuando lo estoy vendando trato de relajarlo, luego me da una sonrisa y siento que hice mi trabajo”, agrega “Stitch”.

    “Ellos son guerreros pero también son chamacos, necesitan de alguien que los esté apoyando en momentos vulnerables… Me siento como su papá”, indica el padre de cuatro hijos.

    Durán cuenta que todas las semanas le mandan correos por Facebook preguntándole sobre consejos para las cortaduras.

    “Les contesto porque no quiero ser como ese tipo que me cambió la vida…. Nunca voy a ser como ese”, indica.

    Entre los consejos que más da a las personas es que siempre se deben de preparar para lo peor, pues aunque haya una pelea fácil, siempre ocurren cortaduras fuertes o inesperadas.

    De acuerdo con el experto, las heridas más peligrosas son las que involucran una cortadura de una vena de la ceja o cuando se corta el párpado, porque son zonas con muchos nervios y provocan mucha hemorragia.

    “Siempre estoy preparado para la cortada más peligrosa”, dice.

    Y al final, Durán da el que él considera el mejor consejo para las nuevas generaciones.

    “Si quieres ser un cutman tienes que pasar muchos días en los gimnasios, aprender lo que hacen los peleadores, aprender a vendar”, señala. “Si lo haces por el dinero, lo estás haciendo por las razones equivocadas”.

    Por: Eduard Cauich
    Fuente: http://hoylosangeles.com/news/2013/j...eridas/?page=2
Working...
X